Resources

Share this article

Recomendaciones de las mejores prácticas en estrategias holísticas para promover y mantener la integridad cutánea | ES

Dimitri Beeckman>Karen Campbell>Kimberly LeBlanc>Catherine Harley>Samantha Holloway>Diane Langemo>Gulnaz Tariq>Hubert Vuagnat>Anne-Marie Dunk
28 febrero 2020

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Las funciones de la piel son, principalmente, protegernos de las agresiones externas y mantener la homeostasis interna. A lo largo de la vida, puede haber periodos con una mayor vulnerabilidad cutánea que hacen que la persona sea más propensa a padecer problemas en la piel. Las fases críticas son las etapas iniciales de la vida (cuando la piel no ha madurado por completo), los momentos en que las personas sufren afecciones dermatológicas u otros tipos de enfermedades sistémicas y crónicas, la edad avanzada y el final de la vida. El International Skin Tear Advisory Panel (ISTAP) ha identificado lagunas de conocimientos sobre la prevención y el tratamiento de los problemas de la piel en estas fases críticas, que permitirán mejorar las intervenciones y el pronóstico clínico.

El ISTAP reconoció la necesidad de disponer de unas directrices que tengan en cuenta los factores de riesgo comunes y las estrategias de prevención de las enfermedades de la piel frecuentes en personas con gran vulnerabilidad cutánea:

  • Desgarros cutáneos
  • Úlceras por presión
  • Lesiones cutáneas asociadas a la humedad (LESCAH)
  • Cambios en la piel al final de la vida.

El objetivo de este documento es definir los conceptos relacionados con la vulnerabilidad cutánea y guiar a los profesionales sanitarios en su tarea de identificar los factores de riesgo comunes de los problemas de la piel y las formas de mantener o promover la integridad cutánea. La intención no es hacer un resumen de cada una de estas enfermedades cutáneas, las publicaciones científicas al respecto son muy numerosas, sino agruparlas según los factores de riesgo comunes y definir un enfoque preventivo sinérgico que elimine barreras en la práctica clínica. El Skin Safety Model (Campbell et al., 2016) es un modelo de seguridad cutánea que identifica numerosas lesiones de la piel que son consecuencia de la fragilidad cutánea, así como de diversos factores transversales; este documento se basa en dicho trabajo.

El ISTAP reunió a un grupo de expertos internacionales en octubre de 2019 para comentar este nuevo enfoque y acordar las recomendaciones de las mejores prácticas que servirán de guía en las intervenciones y permitirán mejorar los resultados clínicos.
Tras la reunión, se redactó un documento preliminar que se sometió a una exhaustiva revisión por el grupo de trabajo de expertos. Se consultó además a otros expertos internacionales para poder reflejar la práctica clínica en entornos sanitarios de distintas partes del mundo.

Este documento ofrecerá a los profesionales sanitarios la información y los recursos que necesitan para proporcionar los cuidados adecuados a las personas de riesgo con piel frágil.

Free for all healthcare professionals

Sign up to the Wounds Group journals





By clicking ‘Subscribe’, you are agreeing that the Wounds Group are able to email you periodic newsletters. You may unsubscribe from these at any time. Your info is safe with us and we will never sell or trade your details. For information please review our privacy policy.

Are you a healthcare professional? This website is for healthcare professionals only. To continue, please confirm that you are a healthcare professional below.

We use cookies responsibly to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue without changing your browser settings, we’ll assume that you are happy to receive all cookies on this website. Read about how we use cookies.

I am not a healthcare professional.